Cómo proteger a tu hijo de las caries

Sin comentarios mayo 25, 2018

   Ahora que se acercan las largas y deseadas vacaciones de verano para nuestros hijos. Llega el momento de tomar precauciones con la salud dental de ellos, y de nosotros también. Por eso hoy os quiero enseñar a cómo proteger a tu hijo de las caries este verano.

Los peligros del verano

Ahora que llega el buen tiempo, nos apetece tomar un refresco, un café con hielo o cualquier otro tipo de bebida que nos refresque. Normalmente estos productos suelen tener un alto contenido en azúcar u otro tipo de ingredientes que van a hacer que nuestra salud dental peligre si no la cuidamos como es debido. Por ello, no solo debemos cuidar lo que comemos, si no también nuestros dientes después de cada comida. Tenemos que adquirir unos buenos hábitos de limpieza bucal y enseñarselos a nuestros hijos, para así prevenir lo máximo posible la aparición de las caries y sus consecuencias.

¿Cuáles son las consecuencias de no tratar una caries a tiempo?

Las caries empiezan a ser peligrosas cuando comienza a manifestarse un dolor agudo. Este dolor provocará que toda nuestra boca duela y tengamos que ser tratados con antiinflamatorios para aguantar el dolor, antes de que corrijan las caries.

Si esto persiste y la caries empeoran, puede llegar a afectar a los tejidos y ligamentos alrededor del diente, incluido el hueso y la encía del diente. En este momento, la pérdida del diente es crítica y será necesario tratarlo con urgencia para evitar perder una pieza dental debido a la caries.

enseña a tu hijo a proteger sus encias

Consejos para proteger a tu hijo de las caries

Siempre tenemos que volver a lo básico, puede que no sean los consejos más innovadores en cuanto a higiene dental. Pero tu hijo necesita conocer lo básico y tener una rutina correcta y buena para cepillar y lavar bien los dientes.

Por ello, este verano, aprovecha las vacaciones y el tiempo que tengas con tu hijo o hija para enseñarle cómo lavarse correctamente los dientes:

  • Que aprenda y vea que tiene que lavarse los dientes 2 o más veces al día, para así mantener una boca limpia.
  • Que el tiempo que se tiene que cepillar los dientes es aproximadamente 3 minutos. Son 3 minutos de aprendizaje y que nuncas están mal para terminar haciendo una sonrisa llena de espuma.
  • Que tras cada comida tenemos que controlar la higiene de nuestra boca para que no se forme placa bacteriana en ella.
  • Por último, finalizar el cepillado con un enjuague bucal de fluor para así proteger lo máximo posible nuestra boca.

La salud dental de nuestros hijos es nuestra responsabilidad, por ello, te invito a que compartas el contenido de este blog y así más gente pueda disfrutar este verano de una sonrisa perfecta.


Sin comentarios